50 años después… Yo era un novicio franciscano de 17 años en el convento de Zarautz, cuando adquirí los documentos del Vaticano II. Era el año 1969. Una tía, mi madrina, me había dado 500 pesetas,...