Te invito a que te sostengas, permanezcas en ‘Eso’ que, latiendo en los latidos de tu más profunda arteria, antecede a tu juicio y tus palabras: en ese aliento atrás de todo lenguaje y toda...